domingo, 30 de noviembre de 2014

Canciones que todo el mundo debería conocer III



Canciones olvidadas, pero preciosas, que quiero rescatar.

The Waterboys marcaron una época y aquí se ve la clara influencia del rock sinfónico.

Increíble tema.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Why do you desert me?




                           Gilbert lo deja muy clarito todo. No haré más comentarios.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Canciones que todo el mundo debería conocer II




Esta canción me ha acompañado gran parte de mi vida. Es de las pocas que nunca me

cansaría de escuchar.

No es sólo su melodía preciosa sino la profundidad de su letra y la historia que cuenta

lo que un día me tocó el corazón.

Lo que relata nos ha pasado a todos alguna vez, y lo mejor y peor al mismo tiempo es su

final agridulce donde ese "Go on smiling so clear and so bright" no es más que un adiós

irónico tras el que hay mucho dolor.



   Os recomiendo escuchar más a Jackson Browne porque tiene verdaderas joyas.

martes, 18 de noviembre de 2014

Te juro que era buen chico






Hay gente que cree que uno elige ser yonki o adicto.

Puedes elegir, quizá, meterte una primera

raya o un pico pero lo que viene después ya no.

Nadie elige ser infeliz ni vivir sumido en la tristeza.


Porque se confunden las cosas. Cuando alguien

se suicida o muere en circunstancias como las

de Enrique Urquijo todos echan la culpa a la droga.


Y suele ser al revés. Es la inmensa tristeza y la depresión las que te llevan a abrazar

esas sustancias con las que por unos minutos huyes de la puta vida que te ha tocado vivir.

Dicho esto, un beso, Enrique, allá dónde estés.


lunes, 17 de noviembre de 2014

Canciones que todo el mundo debería conocer




  Canciones que todo el mundo debería escuchar  al menos una vez en la vida.

  Hoy, Rod Stewart.


¿En qué momento dejaste de ser tú?




      No sé si os dais cuenta pero llega un momento en la vida en que te bifurcas. 

 Eres niño, luego adolescente, y tienes unas ideas sobre la vida y lo que vas a hacer con 

ella muy claras.

Llegas a adulto joven y de repente te asalta la duda, los miedos, el amor, en una suerte de

tormenta de emociones que hace que muchas veces pierdas el rumbo.

Tus figuras más representativas, tus referentes, ya no lo son e intentas buscar un sentido

a todo eso que estás viviendo. Pero todavía eres tú, conservas tu esencia, eso sí,  

contaminada por amigos, ideas ajenas, planes de futuro, vidas estandarizadas. 

Pero, poco a poco, olvidas lo que eras, lo que hacías , lo que te definía, y entras en una 

rueda donde los demás son quienes dictan lo que has o no de hacer y cómo debes vivir.

Creemos que es una elección propia, que somos nosotros los que planificamos cada paso 

que damos, pero no.

Y una mañana, sin darnos cuenta, nos miramos al espejo y allí no hay nadie que

 conozcas.  Ya no eres tú, eres un fantasma, vives la misma vida que viven todos, 

desterrando tu esencia y aquellas cosas que soñaste hacer y sabes que ya nunca harás. 

Pero hay unos pocos que deciden apostar y no dejar atrás lo que eran y, aun a riesgo de 

quedarse solos,  prefieren lanzarse al vacío para no morir en vida y curiosamente

 ese vacío se lo encuentran lleno.

 Y un día te encuentras a uno de ellos y le dices: ¡pero si estás igual que siempre!

 Y es verdad. Está igual porque nunca dejó de ser él y ni los años, ni los golpes pueden 

desdibujar a alguien que lo apostó todo por ser el mismo.

Ya lo decía Sartre: "El infierno son los demás". 

Deberíamos hacerle más caso.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Love




Qué voy a decir yo del amor si siempre me ha salido todo mal. Sería arrogante si lo hiciera.

He tenido la suerte de vivirlo pero también la gran pena de perderlo.

No hay fórmulas, ni definiciones: sólo personas.

Lo que sí sé es que sabes cuando quieres a alguien y también cuando ese alguien te quiere

a ti.

     A partir de ahí sólo hay una cosa: no dejéis escapar a esa persona que os hace sentiros

únicos, ese ser especial que te devuelve tu propio reflejo.

Porque eso es el amor, verte en los ojos de otro y no salir huyendo porque lo que ves

te gusta, porque a su lado sacas lo mejor de ti. Y eso sólo se consigue cuando alguien te

ama de veras, sin esperar nada, sin querer cambiarte, sin llegar nunca a odiar esas

cosas que un día le hicieron enamorarse de ti.

Porque esto ocurre, la gente se olvida de lo que fuiste, de lo que sigues siendo y  te hacen

dudar hasta de cómo eres.

Quered sin reservas, sin miedo. No todos los días aparece esa persona.

      Quizá sólo una vez en la vida.






Kurt




Kurt no sabía lo que quería, pero sí lo que no quería.

No quería estar solo, quería poder confiar en alguien.

Y que ese alguien no le fallase.

No tuvo suerte.

Freddie



Dentro de una semana es el aniversario de su muerte y, ¿sabéis una cosa?, que yo prefiero

recordarlo así. Con una sonrisa. Freddie era de otro mundo y lo único que hizo fue volver

allí.

Love you, Freddie. <3


Adiós, niña buena.


sábado, 15 de noviembre de 2014

¿Cuántas veces?



                                   ¿Cuántas veces se puede romper un corazón?


                                                   No es retórica

                                                         

lunes, 10 de noviembre de 2014

El niño que eres




     He intentado entender cómo va el mundo. He subido montañas, las he bajado. He vivido, he desvivido. He ido, he venido. He hecho preguntas. Me han dado respuestas. NADA. Ahí no está lo que buscamos. Entender las cosas no las hace más fáciles. Volvamos al principio. La alegría de la infancia nos abandona en una frontera que nadie consigue recordar. Porque éramos felices, sin preguntas, sin respuestas, sin esperar nada o esperándolo todo. Todo era posible. 



Y he llegado a esa conclusión mirando esta foto del rodaje de 'Los Goonies'





La vida es un gran rodaje que tiene también sus descansos. Y en ellos es donde vemos a los demás cómo son realmente: sin maquillaje, sin atrezzo, sin guion, sin nada. Sin necesidad de sonreír ni impostar. La cámara no está grabando. Pero ellos seguían sonriendo. Eran niños. Su aventura iba más allá. El tesoro que buscaban lo encontraron también fuera de la película. Los piratas, el barco encantado, la lucha por conservar su hogar. Todo.

Nosotros somos quienes hacemos lo imposible posible, creyendo que no podremos. Y sí, podremos; volviendo atrás, buscando en las raíces, en lo que fuimos, en lo que aún somos.
Cuando regalas algo a un niño al poco rato está jugando con la caja. El envoltorio se transforma en un tesoro. Y no lo entiendes. Has olvidado que tú hacías lo mismo.
Hemos olvidado tantas cosas… Pero de repente algo te golpea; un recuerdo traidor te avisa de que aún queda algo. Una lágrima se escapa, silenciosa, y sin querer avistas alguien dentro de ti. Vive muy dentro, y te está gritando: ¡recuerda, tú no eras así, vuelve!

Peter Pan no quería crecer porque sabía lo que le esperaba: el olvido. Crecer significa dejar de ser tú para ser los demás y dejar en algún lugar la mochila con nuestros “todo es posible”.
Una mochila llena de amigos, de ilusiones, de primeras veces, de caras de sorpresa, de vidas empezando.
La risa es el camino más corto a la infancia. El único que conozco. Reír cierra heridas, cauteriza el dolor, y al mirarte al espejo, por un instante, puedes ver a ese niño que fuiste, que eres, y si te concentras lo suficiente, verás ese barco pirata fundirse en el horizonte.





 “Mi patria es mi infancia”.  Charles Baudelaire

viernes, 7 de noviembre de 2014

Mi ángel





Está contigo en los momentos más difíciles.

Te hace sonreír.

Se anticipa a tu dolor y lo evita.

Te da todo sin pedir nada.

El miedo se va estando a su lado.

Te devuelve las ganas de vivir.

Te hace la vida más fácil.

Saca lo mejor de ti.

Hace que lo imposible parezca posible.

Te da la mano y no te suelta.

Te acepta como eres.

Se queda a tu lado cuando otros se van.

Te hace feliz.

Te hace recuperar la fe en ti mismo.

Te hace ser mejor persona.

Cada día te enseña algo.

Te regala su tiempo.

Te protege de ti mismo.

En resumen, es alguien maravilloso a quien le importas. Si tenéis a alguien así

en vuestra vida no lo dejéis escapar.

Yo lo tengo. Y doy gracias cada día.

( A mi hija)


Magia





  Las hadas nunca pierden su magia, pero sí las ganas de hacerla.

  La magia es como la energía, ni se crea ni se destruye, se transforma.

  Y en eso estoy, cambiando cosas para poder volver y echar polvo de hadas a aquellos

  que lo merezcan.

  Porque la magia es para quien la merece.          



martes, 4 de noviembre de 2014

Starman





Hay canciones que deberían ser patrimonio de la humanidad. Y ésta es una de ellas.

My Beastie Boy




Si la cara es el espejo del alma esta foto lo dice todo.

MCA era especial, tierno, pero, sobre todo, buena persona.

Y las personas así nunca se van del todo. 

Un beso, Adam, allá donde estés. Xxx